La madrastra está llorando

Llora, llora la madrastra
y ya nada la consuela:
sus dos hijas se han quedado
aburridas y solteras.
Llora, llora la madrastra.
¿Es que extraña a Cenicienta?,
¿o es que acaso se ha quedado
sin mucama que la atienda?

—Madre, cállate que aturdes,
ya tendremos otro reino…
—la consuela la primera
de las hijas, sin remedio.

—Además, debes vestirte
pues la boda casi empieza
—le aconseja la segunda
de sus hijas, y bosteza…

Llora entonces la madrastra
mucho más como respuesta

—Anda, madre, calla y dinos
la razón que te molesta…

Llora, llora la madrastra
y en un grito se revela:
“¿Quién ha dicho que nosotras
hoy iremos a esa fiesta?
¡Me ha borrado de su lista
de invitados,
Cenicienta!”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s