Piel de guapo

¿Recuerdan aquella historia

de la joven fugitiva

que ocultaba su hermosura

tras una piel deslucida

de risible criatura?

(¿Era un asno o una mula?)

La joven había escapado

del palacio de su padre

(¿alguien sabe las razones?)

y aunque fuera buena, amable

y brillante en sus labores,

todo el mundo se burlaba

de su incierta fealdad,

ignorando que debajo

de la piel había en verdad

una joven soberana

de indiscutible beldad

Un buen día llega un joven

elegante, fino, noble

y la bella se enamora

de este seductor galán.

Lo que sigue es conocido:

verá el futuro marido

sacarse la piel de asno

(¿o de mula?¡qué más da!)

a la bella princesita;

se enamora enseguidita

y se casa la pareja

con festejo sin igual.

Y aunque sí fueron felices

(también comieron perdices)

no terminó aquella historia

así, sin más, nada más.

Parece que el muy cretino

del príncipe había mentido,

pues engañó a la doncella

con un similar disfraz:

Se sacó todo el pellejo

de guapo frente al espejo

y desnudó la verdad:

no era un príncipe buen mozo

sino fiera criatura

¿era un asno o una mula?

¡algo de eso,

qué más da!

Anuncios

2 comentarios en “Piel de guapo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s