El zorro adulador

Adaptación libre de una fábula de Félix María Samaniego.

En la rama de un árbol,orgulloso y contento,
con un queso en el pico estaba el señor Cuervo.
Lo olió un zorro y le dijo, astuto y traicionero:
“Tenga usted buenos días, gran  amigo, don Cuervo
hoy sí que está elegante ¡Qué plumas! ¡Qué portento!
¿Cómo será su voz? ¡Ya cante, se lo ruego!”

Al oír un discurso tan dulce y tan atento
pensó que era verdad y (¡tonto!) cantó el cuervo
Abrió su negro pico, dejó caer el queso
y el zorro lo atrapó (¡tramposo, qué talento!)
Le dijo: “¡Qué sencillo engañarlo, don Cuervo!
Coma usted mis palabras, tomelas de alimento
Disfrútelas tranquilo. Total, me comí el queso”

Aquel que elogia mucho, espera siempre un premio.

Anuncios

Un comentario en “El zorro adulador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s